Ir al contenido principal

Lecturas juveniles


Vemos repetidas por todas partes las supuestas razones por las que los niños o los jóvenes no leen o pierden pronto el interés por la lectura. Normalmente suele alegarse que se les presenta la lectura como una especie de obligación, y que se les ofrecen libros no acordes a su edad como principales razones del fracaso... ¡Como se hacía antiguamente! (Lo añado yo, pero estos argumentistas lo secundan en silencio seguro).
Es un tema complejo que habría que abordar por partes. Primero voy a tratar de contar mi experiencia, pues en mi infancia y adolescencia ya se decían cosas parecidas. En esta etapa educativa, los profesores intentaban fomentar el hábito en nosotros con lecturas obligatorias a comentar en clase, a base de bodrios contemporáneos supuestamente adecuados a nuestra edad (a menudo se confunde la banalidad y vacuidad del contenido con la categoría de "juvenil")  que a mí me producían más aversión que los libros que leía por mi cuenta, en lugar de proponernos clásicos asequibles como Verne, Salgari o Kipling.  El resultado, como cabe esperar, fue que al cabo de los años ese buenrollismo literario no sirvió de nada, porque sólo continuaron leyendo aquellos que tenían intereses culturales.
Añado una cosa más en la etapa estudiantil. Yo cursé en secundaria por la rama de ciencias, pero ¿cómo narices iba a estudiar alguien que cursase letras la asignatura de Literatura prescindiendo de leer libros "poco atractivos para su edad"? ¿Se puede estudiar Literatura Española sin bucear, además, en el castellano antiguo del Quijote, El Conde Lucanor, La Celestina o El Buscón? Por esa regla de tres, ningún alumno de letras volvería a coger una novela tras entrar en la universidad.
Yo creo que es una cuestión que depende de otros factores muy diferentes. El más importante es comprender que si los padres no leen (que suele ser lo más habitual), a los hijos no les va a dar por hacerlo, por mucho que les insistan sus progenitores en un ansia de sacudirse el zoquetismo en la siguiente generación. Otro, que ya viene de mi infancia,  es que existen gran cantidad de estímulos apoltronados e inmediatos que interesan más a los menores, como la televisión o los videojuegos (ya no digamos más recientemente Internet). Y es que leer, más allá de un acto de aprendizaje, es un entretenimiento que requiere un ligero esfuerzo, que sin duda vale la pena, pero esfuerzo al fin y al cabo, por lo que siempre estará en desventaja para la mayoría, frente a las series o los canales de YouTube. 
No nos engañemos. No hace tantos años y durante muchas generaciones, cuando los padres sí leían (y no presumían públicamente, como ahora, de los clásicos que se niegan a leer simplemente por sentirse así rebeldes) y sí "obligaban" a los niños a leer según qué libros, de adultos continuaban leyendo, en parte porque la cultura no sufría el desprecio social de los tiempos actuales y también por falta de muchas otras opciones de ocio.  Esto no quiere decir que, amén de contenidos inadecuados para su edad, cualquier libro sea recomendable para un menor. Los hay que necesitan un conocimiento acumulado, tanto cultural como experiencial, que es inasequible para ellos. Pero son una minoría. Hay muchos grandes libros que un joven puede leer... Y releer si es necesario a otra edad para saborearlo de otra manera y desde otra altura. Lo malo es que muchos de los niños y adolescentes actuales, por desgracia, no tendrán jamás el bagaje cultural necesario para leer este tipo de libros, gracias a los modernos sistemas educativos, que defienden que es malo que los alumnos retengan conocimiento, en aras de "saber relacionar conceptos" o cosas más importantes todavía, como saber hablar en público y hacer aspavientos.
Animemos a los menores a leer buenos libros. No nos quedemos en las novelas "juveniles" de moda. También deben saber que es necesario hacer pequeños esfuerzos para llegar a algo interesante, como cuando aprendemos Matemáticas. Si un joven no aprende a ser un buen lector, de adulto nunca llegará a serlo y, como decía Santa Teresa de Jesús "en lugar de conducir, será conducido".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Libros perdidos en el océano

En la última Feria del libro de Madrid me topé en una de las casetas con una autora que me sonaba de haberla visto por Twitter, y así se lo hice saber. No recordaba su nombre, pero sí que solía escribir novela romántica, aunque esta vez firmaba algo de intriga. No era una escritora popular, más bien de las que suelen autodenominarse "independientes" porque, aunque no autopublicaba, trabajaba con una editorial pequeña que funciona de una manera similar, imprimiendo en físico bajo demanda y con escasa o nula distribución en librerías, por lo que le tocaría la mayor parte del trabajo de promoción de sus obras. En un primer momento la obra que estaba vendiendo no me resultaba interesante, pero a la vuelta de mi paseo decidí comprarla, a pesar de que la promotora apenas me lanzaba en ráfagas ininteligibles la descripción de la misma, supuse entonces que hastiada de todo el día haciendo lo mismo. Cuando me volví a casa, comprobé que esta mujer también me seguía a mí antes de que …

Tabarnia

Hace unos años, en lo más duro de la crisis económica, grupos de extrema derecha (o como quiera llamársele) decidieron ocupar en el barrio madrileño de Tetuán  un edificio con la excusa de establecer en él un lugar para cobijar a españoles desfavorecidos, sin hacer demasiado ruido. Creo que todo empezó como una especie de mofa hacia los okupas "clásicos", pues nunca estos grupos habían hecho algo semejante. Al poco tiempo, los del otro extremo del árbol ideológico empezaron a incendiar las calles y las redes sociales con mensajes,  carteles y panfletos de rechazo al llamado "Hogar Social Madrid", porque se había apropiado de su discurso y, además, había conseguido venderlo ante mucha gente como una acción positiva, frente al halo de caradurismo y rebeldía que el tipo de ocupación de sus acólitos emanaba desde siempre ante la sociedad.
Más cerca en el tiempo todavía, ‎media España se indignaba con la subida al poder de Donald Trump, no tanto por cuestiones ideológi…

Bendita Gurtel

No, no me he equivocado al titular esta entrada. Considero que, a nivel político, la Trama Gurtel es lo mejor que le ha pasado a este país en los últimos veinte años. ¿No se lo creen? Cuando el PSOE se desangraba sin remedio en lo peor de la crisis, a Zapatero se le ocurrió la cándida idea de levantar y azuzar las vergüenzas del PP valenciano pensando que traicionar la omertá de la corrupción transversal de las administraciones públicas tendría consecuencias electorales sólo para sus adversarios. Evidentemente me se equivocaba. Lo que él pensaba que sería un genial disparo de la última bala que le quedaba resultó en terminar muerto en su propia tumba con el revólver encasquillado: Pronto le devolvieron el golpe aireando lo que se venía haciendo con el dinero destinado a los parados andaluces. Y esto fue sólo el comienzo de una espiral de "y tú más" en todos los niveles (con preferencia de los ayuntamientos, los estamentos más hediondos) a dos trincheras. En un primer momento…