Ir al contenido principal

El procés de Kafka


Más allá del problema en sí, lo ocurrido políticamente en el último mes con respecto al separatismo catalán, además de aburrido, ha resultado bastante absurdo y ridículo. Tanto Puigdemont como Rajoy han jugado torpemente a ser Sun Tzu, pensando que así los iban a recordar los libros de Historia, y el resultado ha sido más bien una imitación de Chiquito de la Calzada (al que deseo una pronta recuperación).  
Josef K, un ciudadano catalán cualquiera, se encuentra un día al levantarse implicado en un procés que nadie sabe en qué consiste ni cuál es su objetivo. Un día le dicen que tiene que votar, pero no se sabe dónde van a estar los colegios electorales, puede votar todas las veces que quiera y, tras el recuento, una junta electoral oculta en el ático de algún edificio no se atreve a oficializar el resultado. En lugar de eso, un tipo que quiere llevar el pelo a lo Beatles sale en la tele diciendo que Cataluña se declara independiente, pero que la independencia se suspende para dialogar de cómo va a ser la independencia con los que se oponen a que se proclamen independientes. Al terminar la comparecencia, el que decía que no se había proclamado todavía la independencia (bueno, un poco), firmaba un papel con otros diciendo que sí se había proclamado la independencia para que una señora con un moño a un lado, que comprueba si le huelen las axilas en su escaño del parlament, no se enfadase con él. Confundido, Josef K va a ver lo que dice otro señor de barbas que también dice que es presidente. Este señor niega que haya habido una votación, o bien opina que lo que ha habido no era una votación. Y, para asegurarse de lo que había dicho el que quiere llevar el pelo como los Beatles, le pregunta por carta que si se ha programado la independencia, para ver si se equivocaba y le decía que sí o decía que no y la señora del moño a un lado que mira si le huelen las axilas se enfada con él y deja de ser su amiga. El Beatle dice que han declarado la independencia, pero solo un poquito, pero que pueden declararla más. En Madrid, un señor de coleta y otro que va sin corbata dicen que ellos no dicen que haya independencia o no, pero que esto se soluciona dialogando sobre el diálogo para que haya una indepedencia sin independencia pero que pareza a unos independencia y a otros no independencia. Como el Beatle no responde claro para no enfadar a sus amigos, en señor de barbas y el que no lleva corbata deciden que tienen que hacer algo, por si se ha declarado la independencia y Josef K no se ha enterado: aplicar el artículo 155 de la Constitución. Asustado, el señor de la coleta manda a uno de sus amigos que le pregunte al Tribunal Constitucional si aplicar la Constitución es Constitucional. Los otros dos debaten cómo aplicarlo sin aplicarlo, para que a unos les parezca que se aplica con mucha contundencia y a otros que no se aplica. Mientras tanto, la empresa de Josef K se va de Cataluña, pero el señor que se peina como los Beatles dice que no se está  yendo ninguna empresa, pero por si acaso, que dejen de irse, no vaya a ser que Josef K se asuste y no quiera que se diga si hay independencia o no. El señor sin corbata y el de barbas deciden finalmente que a lo mejor aplican el artículo, pero solo un poquito, porque como es la primera vez, quieren probar por si acaso. A partir de ahí, pasan los días, el señor de barbas esperando a que el que se peina como los Beatles declara la independencia para poder tener la excusa aplicar (un poquito) la Constitución, y viceversa. 
Finalmente hoy, como todos ya se habían olvidado del procés o bien pensaban que se podía quedar sin implementar por temas burocráticos y los amigos del señor que se quiere peinar como los Beatles se empezaban a reir ya de él, se declara la independencia de Cataluña (pero, si acaso, la empiezan a aplicar el lunes, que esto es España). Josef K mira de nuevo hacia Madrid y allí le aseguran que no va a haber independencia, que van a tener al señor Beatle castigado una temporada y que el 21 de diciembre va a haber otra vez elecciones en Cataluña para que (con toda probabilidad) haya un resultado similar que el que hay hoy en día en el parlamento catalán... Y se reinicie el procés.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Nosotros", de Evgeni Zamiatin

  Nosotros  es, junto con la muy mentada en este blog  Señor del mundo , la gran olvidada en cuanto a literatura distópica se refiere. A pesar de ello, ambas obras tuvieron una influencia muy directa y explícita en todo el devenir posterior del género no demasiado reconocida. La obra es una especie de mensaje que deja el protagonista a los seres humanos del pasado para explicarles el modo de vida de su sociedad  ideal , pero en la que se ve obligado a ir reflejando situaciones inesperadas que van concurriendo en la historia. Como constructor de un artefacto diseñado para visitar otros planetas del Sistema Solar, considera que tiene un papel trascendente en la difusión de un modo de vida calculado, controlado y cronometrado en el que los seres humanos son simples piezas de una gran maquinaria; y este concepto se lleva al extremo de que los nombres se sustituyen por meros códigos o  números . Está escrita de de una manera heterodoxa y poco corriente, a partir de anotaciones periód

Solsticio de invierno

Recuerdo una tarde de invierno hace años, escribiendo en una cafetería que solía frecuentar por entonces, cómo me sorprendió una conversación absurda en la mesa de al lado. Había dos cuarentones incómodos que pretendían resultar interesantes y juvenilmente viriles a una mujer, que sin duda les había hecho caer en la trampa de hacerlos coincidir para protegerse de una cita íntima. Ella venía, además, escoltada por un niño de unos ocho años. El caso es que no pude evitar escuchar a la deseada explicar cómo había celebrado con su hijo "el fin de año y el solsticio de invierno". Como el sitio me gustaba, tuve que aguantarme la risa. Solsticio de invierno. Es el eufemismo más ridículo que he oído para evitar decir Navidad, a riesgo de que te confundan con alguien que tenga que ver remotamente con el cristianismo. Pensé luego que quizás aquella madre podría ser animista o una pobre diabla "espiritual, no religiosa" que practicase la wicca, pero ese año no tocaban ni

Nuevo artículo en la revista Rincón Bravío: "Ser un poco más egoísta"

  Ser un poco más egoístas - Rincón Bravío - Iván Cantero (rinconbravio.com)